Secretos para triunfar como maquillador profesional

Secretos básicos para triunfar como maquillador profesional de 1ª

1. La formación es más importante que nunca en el ámbito laboral. Debe ser además la vía para comprender una gama de productos profesionales, mas allá de la simple aplicación obvia y única.

El Visagismo tan importante, la analítica y los contrastes de luces y sombras que aportan tridimensionalidad, bien aplicados, son el secreto de un maquillaje deslumbrante y que todo maquillador profesional debe conocer.

Aplicación bases fluidas WTP (images from pixabay.com)

Gracias al dominio y conocimiento de estas técnicas citadas anteriormente y asociadas al mundo del maquillaje y de la imagen personal, nos convertiremos en expertos valorados en el sector del maquillaje profesional, más todavía si cabe, en situaciones cuando al abordar esos rostros “difíciles”, obtienes un resultado que resalte todo su esplendor con el dominio y control de las luces y sombras. La satisfacción será total por parte de nuestro cliente que nos recomendará y será nuestro más importante y sólido embajador de nuestros servicios de cara a futuros clientes.

Es fundamental adoptar un método de analítica profundo pero de aplicación general.

Por supuesto que podemos acudir a manuales tradicionales de visagismo donde encontraremos recomendaciones de aplicación que comienzan según las necesidades de rostros, triangulares, cuadrados, triangular invertido, redondo, etcétera, con interminables tipos de recomendaciones según cada uno. Desafortunadamente estos tipos de rostros, probablemente nunca te lo encontrarás en la vida real. Sin ánimo de invalidar este tipo de técnicas tradicionales, en la práctica se les puede considerar una materia profunda pero con una aplicación práctica muy limitada en el día a día.

Recomendamos adoptar modos de analítica express más modernos que con un simple vistazo nos permitirán visualizar que partes del rostro necesitan nuestra atención a la hora de dar luz, y que otras necesitan contener el volumen. Siempre esta técnica nos debe conducir al resultado de aproximar el rostro a maquillar a llamado canon oval, que es la expresión máxima natural de la belleza en general.

Esto no quiere decir que cualquier rostro deba ser ovalado por definición para ser bello, sino que cualquier labor de maquillaje debe organizarse y girar en torno a las base que marca el canon oval. Esto es la clave para saber como organizar nuestro maquillaje y el tono más claro u oscuro que favorecerán a nuestro cliente en cada zona de su rostro.

La analítica con la técnica de puntos activos y pasivos y la comparativa entre triángulo superior y la caja mandibular, nos brindará la vía para realizar un correcto modelado y formarnos una inmediata estructura visual de que zonas del rostro vamos a contener y cuales a resaltar.

En nuestros talleres de maquillaje te permitirán descubrir todos estos conceptos y téncicas analíticas, y ponerlos en práctica de forma rápida y casi inmediata.

La colorimetría, es por otro lado, la clave para encontrar ese matiz de color adecuado y perfecto, pero la elección de colores debe ser consensuado y consentido.

Y debe ser consensuado, porque los colores a utilizar deben de tener el consenso y aprobación del cliente, sin perjuicio de que debamos atender a criterios de vestuario, ocasión, tipo de evento, si es de día o noche. Recomendar y aplicar los criterios de colorimetría es vital, tanto como que debemos saber asesorar al cliente pero sin obligar a nuestras preferencias o decisiones a pesar de sepamos que nuestros conocimientos tienen toda la aprobación teórica de los conceptos de colorimetría.

Es labor del maquillador profesional reubicar los colores a utilizar si es necesario para complementar los tonos “diferentes” con los que el usuario se verá cómodo.

Siempre nos encontraremos por otro lado, usuarios de nuestros servicios que depositarán toda su confianza en nuestra labor y accederán a nuestras recomendaciones sin ningún reparo. Apliquemos entonces nuestro mejor criterio personal.

2. La rentabilidad de nuestra labor está asociada al tiempo de ejecución.

Un punto importante es tratar de sacar el máximo rendimiento a nuestro trabajo de maquilladores en el “quehacer” cotidiano, donde la rapidez y el resultado espectacular son apreciados por nuestros clientes y por las empresas que buscan nuestros servicios. Los maquillajes “express”, requisito indispensable actualmente para acceder como maquillador cualificado al mercado laboral, debe ser un método a tratar en un curso dedicado a maquilladores, profesionales de la belleza y de la imagen personal.

Aprender a conseguir resultados magníficos en el maquillaje en el menor tiempo posible, es la clave para obtener un trabajo fluido, rentable y gratificante

Equipo de maquillaje profesional paris berlin – españa

En cualquier curso dirigido a un maquillador profesional son de gran importancia las demostraciones prácticas que demuestren la consecución de los objetivos, y el posterior desarrollo de esas técnicas de trabajo por parte del alumno.

Una de las cosas más importantes dentro del mundo del maquillaje es saber como conseguir resultados magníficos en el menor tiempo posible, por eso un curso moderno y actual de maquillaje debe enfocarse por este lado, lo que en la en TV llamamos el “maquillaje expres”; trabajos bien realizados, rápidos y resaltando lo destacable de cada rostro, donde no es mas importante el tradicional proceso a seguir sino el resultado final.

Un curso de maquillador profesional de este tipo debe girar principalmente sobre:
Rasgos y facciones de la cara.
Correcciones de TV, aplicadas a trabajos cotidianos.
Como sacar partido a los rostros difíciles.
Tipos de maquillajes dependiendo de los eventos a que estén destinados.
Como conseguir buenos resultados en poco tiempo.
Trucos y consejos generales y especial enfoque a como provocar ventas de forma intuitiva.

3. Las normas de higiene.

Un exquisito protocolo de higiene y desinfección es en tiempos actuales con la emergencia sanitaria del Covid-19, y no necesario, sino imprescindible y obligatorio. Deberá incluir:

  • Desinfectantes en spray, Antiséptica, geles hidro-alcohólicos de limpieza, deben presidir nuestro puntos de trabajo constantemente y desinfectando de forma constante y reiterada.
  • Toallitas desinfectante y tisúes. Siempre de un sólo uno y desechables.
  • Esponjas desechables de un sólo uso, o aquellas esponjas de silicona que no contienen poros y que se puedan desinfectar completamente.
  • Pinceles de fibra óptica o sintéticos de calidad que se puedan sumergir en soluciones desinfectante sin afectar a su forma o la estabilidad de las cerdas.
  • Pinceles espiral o cepillos de pestañas y cejas de un sólo son una buena opción para incrementar la seguridad en nuestro protocolo de trabajo.

Infórmate sobre nuestros cursos de formación y obtén tu acreditación de maquillador profesional con el Diploma “PARIS BERLIN Maquillage Professionnel”


Descubre más sobre nostros:

[smartslider3 slider=”3″]

Deja un comentario

Carrito de compra