Base polvo mineral

El maquillaje y su importancia durante la historia

El maquillaje embellece nuestro rostro y nuestro cuerpo.

La historia del maquillaje se remonta a la Prehistoria, en ese período se aplicaban arcilla en la cara que protegía la piel de los insectos y las inclemencias del medio ambiente.

No está claro que su función fuese decorativa, aunque es posible que derivase en una práctica con objeto de diferenciarse y mostrarse con una imagen sofisticada ante los demás.

En las tumbas de faraones se encontraron productos de maquillaje que eran ya muy similares a los de nuestros días. El maquillaje protegía la piel, marcaba estatus y mostraba un aspecto diferenciador acorde a las circunstancias sociales y de aquella época. Pero el maquillaje no siempre ha significado ser un producto benévolo con la piel. Algunos delineadores del antiguo Egipto contenían antimonio altamente tóxico, y en el siglo XIX, se fabricaba un producto conocido como «cerusa veneciana» que se hacía disolviendo plomo blanco en vinagre altamente nocivo para el cuerpo por absorción creando verdaderos problemas de salud.

La importancia del buen aspecto tenía en la antigüedad y tiene hoy día, connotaciones de salud y posición social.

maquillaje en el antiguo egipto

Un buen maquillaje demostraba una buena salud, posición y mayor rango social. Un maquillaje bien elaborado y sofisticado era propio de la clases sociales superiores y diferenciaba sin duda ante capas sociales de estamento inferior.

La evolución, la obtención de ingredientes de origen natural altamente efectivos y el conocimiento científico, han permitido lograr productos de maquillaje de altas prestaciones que lejos que suponer un riesgo, proporcionan protección y belleza a nuestra piel, manteniendo la hidratación y un correcto equilibrio de la dermis.

Actualmente son valores al alza el contenido de fórmulas con principios naturales, este aspecto y otros como el control del origen, la sostenibilidad ambiental, no haber sido testado en animales, no contener conservantes perjudiciales, no tener perfumes sintéticos, etcétera, marcan la tendencia en el mercado de los cosméticos, tanto en la cosmética de tratamiento como en la decorativa; maquillajes y productos acondicionadores de la piel.

La hidratación y el correcto equilibrio de la piel debe mantenerse tras la aplicación del maquillaje durante todo el día

Las tendencias ha variado según las épocas. Sirva como ejemplo que durante los siglos XVII y XVIII, había una obsesión por los rostros pálidos hasta el extremo, con rasgos suaves, labios y cejas finas, y un escaso toque de color rosado en los pómulos a modo de colorete, o un lunar pintado artificialmente.

Esta tendencia de pieles aclaradas con polvos de arroz se mantuvo durante mucho tiempo y Francia marcaba la tendencia es este sentido.

Los años 20 marcaron un punto de inflexión en los estilos de maquillaje. Y aunque el tono blanquecino del rostro seguía imperando se integró la raya negra difuminada, ojos ahumados, sombras de ojos de colores púrpuras o morados, labios color rojo intenso, cejas depiladas y finas y colorete redondeado justo sobre el pómulo anterior.

En el año 1927 surge una nueva barra de labios que emulsiona al entrar en contacto con la saliva y se convierte en un boom en el mercado de los cosméticos, y en 1928 llega al mercado la micronización, que permite a los polvos un toque más fino y ligero.

Durante la II Guerra Mundial, el maquillaje tuvo un papel secundario en la forma de vida de las mujeres de la época. Las características del maquillaje de las décadas anteriores dejan paso a la abstinencia de maquillaje y a los colores oscuros. Pero durante estos años encontramos el contraste entre Francia dónde las mujeres francesas quieren demostrar su independencia y siguen utilizando maquillaje, y Alemania dónde el régimen nazi veta los cosméticos. Al finalizar la Guerra, los tonos oscuros en los labios que veíamos antes de su comienzo desaparecen para dar protagonismo a los ojos.

Pero sin duda cuando el maquillaje se ha convertido en una costumbre inevitable, cotidiana y que ha superado todos los limites sociales, generalizándose su uso hasta el extremo, ha sido en el último tramo de siglo XX.

Redes sociales, televisión, durante la vida cotidiana, adolescentes, mujeres de todas las edades y por último hombres. Estos últimos han subido al tren de la cosmética decorativa con una fuerza inusitada. Tanto como usuarios del maquillaje, que como profesionales del mismo convirtiéndose en creadores de looks de tendencia.

En la era moderna nos vemos influenciados por la actividad frenética de la vida en las ciudades y aglomeraciones de población, cada vez más en auge. Necesitamos un resultado impecable con muy poco tiempo, aspecto uniforme y natural pero sin olvidar la cobertura o la corrección de las imperfecciones. Productos de maquillaje ligeros y rápidos en su aplicación pero contundentes en los resultados.

maquillaje de ojos

Al más alto nivel, en posición de ataque y sin horizonte, el maquillaje sigue evolucionando, creándose nuevos productos innovadores, de vanguardia y con los cánones más estrictos de seguridad y bondad para los usuarios. Al menos así debería de ser y nuestra gama Paris Berlín quiere seguir adelante y garantizar siempre esta premisa. Productos excepcionales para el uso profesional o cotidiano, para que todas las pieles tengan una experiencia satisfactoria, una cobertura impecable y ultra natural, con un factor saludable gozando de protección y beneficiándose de fórmulas anti-oxidantes.

Dentro de nuestra gama de base y con un aspecto multifuncional de vanguardia hemos creado La Poudre Minerale.

El nuevo polvo mineral compacto 3 en 1, La Poudre Mineral, es un producto hipoalergénico, que contiene:

  • Elevado índice de protección solar natural.
  • No contiene parabenos.
  • 97% de ingredientes naturales.
  • Vegano.
  • HD, creado y recomendado por profesionales.
  • Sin crueldad. No testado en animales.
  • Todos los ingredientes son de origen sostenible y en total respeto al medio ambiente.
Maquillaje años 40

Esta maravillosa base mineral es el producto ideal para todo tipo de pieles. De textura sedosa, aplicación impecable y acabado HD. Regula las pieles grasas y mantiene la hidratación gracias al Magnesio y al Silicio. Remineraliza e hidrata. Contiene Theobroma Cacao Seed, potente rejuvenecedor, que le da una textura natural, sedosa y suave.

3 funciones específicas en un mismo producto:

  1. Base de maquillaje.
  2. Corrector.
  3. Polvo matizador.

Aprende el modo de uso y como aplicarlo para sacarle el máximo partido a cada una de sus funciones.

MODO DE USO: Tome una pequeña cantidad de polvo con una brocha grande y aplíquelo en el rostro, presionando en la pasada para que el polvo se fije. Utilizar para cubrir como base de maquillaje general o combinando un tono claro y otro oscuro para modelar el rosto. Como polvo para matizar con una brocha grande en pasadas rápidas y de acabado general.

Se aconseja utilizar la base primer Avant Tout o Top Lissage, este último en caso de necesitar un efecto lifting o regulador de las pieles grasas. Conseguiremos de estos modo un acabado impecable y una duración prolongada.

Deja un comentario

Carrito de compra